10 oct 2019

Llegada ayer a la nueva comunidad que llevaba casi un año sin Misa.

Aunque hemos llegado medio muertos de cansancio, hoy ha sido un día maravilloso en la vida de la misión. Hemos ido a una de las comunidades más lejanas de la segunda parroquia, a casi dos horas de camino infame con los riñones en la boca. Allí estaban cientos de personas que recibían a su párroco por primera vez.
Recibimiento cariñosisimo. Hora y media de confesiones.
Misa interminable y pletórica de alegría y alabanza.

!QUE GRANDE ES LA FE DE LOS POBRES!

[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>